En 2011, los graduados del programa Líderes a través de las fronteras identificaron un interés creciente y la necesidad de reunir a los actores clave en la región fronteriza de California-Baja California para abordar cuestiones de interés mutuo. Los individuos contaron con el apoyo de Health and Human Services Agency del Condado de San Diego, California Department of Health, Office of Binational Border Health y el Imperial County Public Health Department tuvieron una primera reunión para discutir oportunidades de colaboración. Varias agencias y organizaciones en San Diego comenzaron a reunirse de forma regular y expresaron un fuerte deseo de participar con sus colegas y homólogos de Baja California.

El Liderazgo de San Diego buscó una reunión inicial con la sección de México de la Comisión de Salud Fronteriza México-EE.UU. (CSFMEU) en la primavera de 2012, para discutir la posibilidad de crear un consorcio binacional y pidió orientación al acercarse a esta iniciativa.

Después de varios meses de planeación, el 7 de noviembre del 2013, varios líderes de Baja California y California se reunieron en el Hotel Camino Real en Tijuana, Baja California para discutir la idea de formar un consorcio binacional. Más de 45 personas asistieron, entre ellas el ex secretario de salud de Baja California, Dr. José Guadalupe Bustamante Moreno, representantes de los consulados estadounidenses y mexicanos, profesores de la Universidad de California en San Diego, Universidad Estatal de San Diego, Universidad Autónoma de Baja California, Universidad de Xochicalco, Colegio de la Frontera Norte y representantes de agencias gubernamentales de California y Baja california, así como organizaciones sin fines de lucro. El concepto de un “Consorcio de Salud Fronteriza” fue presentado y seguido por un dialogo sobre objetivos compartidos y los próximos pasos. La propuesta fue bien recibida y la mayoría de los participantes demostraron su apoyo al establecimiento del Consorcio de Salud Fronteriza de las Californias.

Algunos de los temas clave que surgieron fueron un fuerte interés en identificar las principales prioridades de salud para ambos lados de la frontera, el deseo de una mayor colaboración entre las escuelas médicas regionales, la educación mutua en los sistemas nacionales de salud y la identificación de directrices generales para la colaboración transfronteriza. Además, todos los participantes coincidieron que era importante evaluar y medir nuestro progreso.

El 8 de mayo del 2014 tuvo lugar la primera reunión formal binacional (BHCC) con más de 60 representantes de California y Baja California. En esta reunión, los participantes votaron sobre la creación de grupos de trabajo binacionales para abordar los siguientes problemas específicos de salud: VIH, la tuberculosis, la obesidad y la salud mental, creando un directorio binacional de individuos y organizaciones participantes y programando dos reuniones binacionales generales por año, alternando entre California y Baja California.